A los niños

He vivido tantas vidas en mi vida
que si quisiera ponerme a contar
no terminaría jamás.

Fui cuchara larga de madera
perdida en un guisado de ternera.

Fui una mosca despistada en otoño
de la que todos estaban hasta el moño.

Fui una cigüeña viajando a Atlanta
Que se posaba en cada planta.

Fui la bruja mala de la historia
Que recorrió el mundo en su escoba.

Fui científica de insectos raros
que eran buenos pero parecían malos.

Fui una lágrima en un pañuelo
que acabó evaporándose al cielo.

Fui un caramelo para la garganta
que aliviaba la tos y la desesperanza.

Fui la primera línea de un cuento
del que nadie olvidará el argumento.

Fui hoja de pino que libre volaba
de nube en nube, de rama en rama.

Fui animal
Fui florecilla
Fui un poco aire
Y un poco arcilla.

Y tú, ¿dulce niña de ojos marrones?
Y tú, ¿dulce niño de ojos saltones?
¿Qué cosas serás?
¿Cuántas vidas vivirás?

Espero que muchas,
muchas,
muchas más.

 

NARUMI

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s