Efemérides

Se pasó el aniversario del desaniversario y no escribí.
No fue el olvido quien lo impidió.
La prisa, la urgencia, vivir…, me tuvieron ocupada.
Qué hubiera dicho, de todas formas…
¿Hace un año del dolor de barriga?
¿Hace un año del silencio?
¿Hace un año de la nada?
La gente tiene tendencia a conmemorar hasta lo más nimio.
Son conmemoradictos.
Yo siempre lo he sido.
Como si el recuerdo de algo pudiera impedir su disolución en el tiempo…
Así que este no haber acudido aquí sea seguramente un buen síntoma.
Un síntoma de curación.
Un síntoma de olvido.
Un síntoma de presente.
Quizá sea hasta un orgullo, un motivo de vanagloria.
Así que me enorgullezco, me vanaglorio.
Y sigo.
Porque para el reto aún queda otro mes.
El mes que falta para conmemorar el inicio de este proyecto.
Que será la auténtica efeméride.

NARUMI

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s