LIBERTAD

No sé si soy libre,

no sé si soy yo el que toma las decisiones,

no sé si soy prisionero de mis días,

o un verdadero esclavo de mi tiempo.

 

Durante el transcurso de los días

se supone que hago aquello que quiero,

pero cuando duermo,

no puedo decidir los signos de mis sueños.

 

Es verdad que ando mi camino,

decido los senderos que recorro,

pero las rutas están marcadas

y las opciones son siempre limitadas.

 

La libertad implicaría poder quitar las piedras,

tirar los muros que marcan los límites,

segar los matojos  y hierbas

y así explorar un horizonte indómito.

 

Me gustaría mirar a los ojos al destino,

que me dejase ver lo que hay al final

aunque sea a través de un pequeño resquicio,

en vez de dejarme luchar en esta batalla desigual.

 

La incertidumbre del lugar,

de los nombres que pasarán,

de los errores que se cometerán,

son todo baches del camino que se ha de cruzar.

 

Curiosa la libertad,

aquella que te permite decidir al actuar,

pero que a la vez te esclaviza

y te obliga a mantenerte y a andar.

 

G.G.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s