Lago di Como

Cuando lanzamos la llave de nuestro candado al Lago di Como, no sabíamos nada.

No sabíamos nada del “¿y ahora qué?”

No sabíamos nada de infojobs ni de laboris.

Yo aún no conocía a Jorge Bucay ni a Walter Riso.

Los “y si” aún vivían adormecidos.

No había acumulado todos los puntos del mundo en Renfe.

Ni me había hecho la tarjeta VIP en Alsa.

No sabía nada de tachar días en el calendario.

No sabíamos nada  aún de tarifas planas.

Ni nos habíamos descargado Skype.

Y whatsapp no existía.

No sabíamos cuánto costaban los sellos.

No sabíamos cuándo caían los festivos.

Los fines de semanas aún no eran tan cortos.

Y las despedidas sólo eran hasta mañana.

Mi baja autoestima aún no me lo parecía.

Y lo malo era algo que sólo le pasaba a otros.

No teníamos ni idea.

 

NARUMI

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s