Cómo se perdona

Me siento en este banco, mirando hacia la calle, con el sol a mi espalda y pienso.

Me dejo sentir.

Y me pregunto cómo se perdona.

Cómo se perdona que entre tanta gente, de manera libre y voluntaria, sin ningún tipo de coacción, te señalen con el dedo y digan: “tú”, “a ti”.

Y después, precisamente después, cuando te conocen digan: “no, tú ya no”, “a ti no”.

Cómo se perdona que te elijan y te deselijan y que entre esos dos breves momentos quepa una vida.

Cuando desde arriba te dejan caer.

Cuando lo especial se convierte en raro.

Cuando el halago se convierte en crítica.

Cuando la ilusión se convierte en negrura.

Cómo perdonar cuando tras perdonar sólo viene la nada.

Al menos ahora queda la rabia, la incredulidad, la queja, el recuerdo…

 

NARUMI

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s